El síndrome de intestino irritable (SII), más conocido como colon irritable, es un trastorno funcional crónico del tubo digestivo. Sus síntomas principales son el dolor o molestia abdominal, la hinchazón abdominal y la alteración del hábito intestinal (estreñimiento y/o diarrea).

Se conocen varios tipos de Intestino Irritable desde la clasificación de Roma III, en función de las características de las heces; así, existe el Síndrome del Intestino Irritable con estreñimiento, el SII con diarrea, el SII con hábito mixto, el SII inclasificable y el Síndrome del Intestino Irritable con hábito alternante a lo largo de un período de tiempo. En este sentido, no son subgrupos excluyentes, sino que evolutivamente pueden pasar de un tipo a otro.

Solamente una pequeña cantidad de personas con síndrome del intestino irritable tienen signos y síntomas graves. Algunas personas pueden controlar los síntomas por medio de un tratamiento combinado de un nutricionista que nos ayudará a realizar cambios en nuestra alimentación y un tratamiento psicológico, el cual nos ayudará a llevar de una forma más adaptativa y beneficiosa para nosotros nuestro problema.

¿Cuáles son las causas del Intestino Irritable?

A día de hoy no se reconoce una causa que pueda explicar totalmente su aparición, de lo que si disponemos es de factores de vulnerabilidad a que pueda darse el síndrome del colon irritable:

  • Causas psicológicas: parece existir mayor incidencia de SII en individuos con trastornos tales como la ansiedad y la depresión.
  • Alteraciones de la motilidad gastrointestinal: se ha observado que las contracciones que presentan el colon y el intestino delgado en individuos con el síndrome de intestino irritable, son cuantitativamente diferentes (muy rápidas o lentas) de las que presentan los individuos sanos. Los pacientes en los que predomina la diarrea como síntoma presentan un tránsito acelerado en el intestino delgado o el colon; en otros pacientes en los que predomina, en cambio, el estreñimiento, se observa un tránsito lento.
  • Causas inflamatorias o infecciosas: en algunos pacientes se produce tras un episodio de diarrea infecciosa (gastroenteritis). Algunos microorganismos como la Shigella o el Campylobacter confieren mayor riesgo de SII tras una colitis por alguno de ellos.
  • Alteraciones de la microbiota intestinal o sobrecrecimiento bacteriano: este hecho cada vez se apoya más por algunas investigaciones, y por el hecho de los beneficios terapéuticos de algunos antibióticos en casos más graves.
  • Hipersensibilidad visceral: estas personas presentan una respuesta exagerada a estímulos químicos o físicos a nivel del intestino, si se compara con individuos sanos. Asimismo, existe cierto paralelismo con estímulos no digestivos a otros niveles, por ejemplo, expresarían mayor dolor cutáneo a estímulos no necesariamente dolorosos.
  • Factores genéticos: en algunos trabajos de investigación se han encontrado familiares de primer grado de los pacientes con este trastorno, atribuyéndose así una agregación familiar al
  • Síndrome del Intestino Irritable (SII).

sindrome del intestino irritable
  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail

Síntomas del Síndrome del Intestino Irritable

Entre los principales síntomas del colon irritable se encuentran las molestias abdominales y la alteración del ritmo intestinal en forma de diarrea o estreñimiento. El síntoma cardinal de este proceso es que la deposición se acompaña de dolor abdominal. Se puede presentar dolor en el lado izquierdo del abdomen, que se alivia con la deposición o la expulsión de gases. También es común el ardor de estómago, dolor torácico, digestiones lentas y dolor anal. La hinchazón abdominal suele acompañar las molestias previamente descritas en un alto número de pacientes.

Otros síntomas de colon irritable, aunque menos comunes, son la sensación de evacuación incompleta, el tenesmo rectal (sensación de tener la necesidad de defecar constantemente) y la incontinencia fecal (escapes de heces), así como la expulsión de heces con moco.

Criterios diagnósticos del Síndrome del Intestino Irritable

De acuerdo con la actual guía de la Sociedad Española de Gastroenterología, se definen tres criterios para el Síndrome del Intestino Irritable en adultos:

a) Dolor o molestia abdominal recurrente al menos 3 días por mes en los últimos 3 meses asociado a dos o más de los siguientes síntomas:

1. Mejora con la defecación.
2. Comienzo asociado con un cambio en la frecuencia de las deposiciones.
3. Comienzo asociado con un cambio en la consistencia de las deposiciones.

b) Los criterios deben cumplirse durante losúltimos 3 meses y los síntomas haber comenzado un mínimo de 6 meses antes del diagnóstico.

c) Es indispensable que no existan otros cuadros clínicos que pudieran ser responsables de los síntomas. En el diagnóstico diferencial se han de descartar patologías que cursan con síntomas parecidos en particular intolerancias a gluten, lactosa y fructosa.

Tratamientos del Síndrome del Intestino Irritable desde la Psicología Clínica

El tratamiento del colon irritable desde la perspectiva psicológica está basado en las técnicas con evidencia científica, y planifican las acciones más indicadas para que la persona consiga:

  • Adaptarse mejor a las consecuencias de la enfermedad.
  • Aceptar las molestias y limitaciones que la enfermedad conlleva.
  • Afrontar las demandas de la enfermedad, por el estrés que la propia enfermedad produce.
  • Disminuir el miedo, la ansiedad, depresión y otras emociones negativas.
  • Reducir el dolor y otros síntomas propios de la enfermedad.

El objetivo es dotar a las personas de recursos y estrategias psicológicas que mejoren su gestión emocional, el auto cuidado y las habilidades de afrontamiento. En definitiva, promover una mejora continuada de la calidad de vida de las personas con esta enfermedad.

Para que el tratamiento sea completo ha de realizarse de forma multidisciplinar, de tal manera que el psicólogo/a se encargue de guiar a la persona en los aspectos antes mencionados y un nutricionista pueda ayudarle con aquellas pautas de alimentación que adaptándose a cada persona puedan ser las idóneas para él/ella.

 

Share This