¿Quieres conseguir un Curso gratuito para conocer más en profundidad los síntomas de la ansiedad, sus complicaciones,  y como puedes empezar a tratarla?.

¿QUÉ ES AGORAFOBIA?

LA AGORAFOBIA ES UN CONJUNTO DE MIEDOS QUE SE DESENCADENAN CUANDO LA PERSONA NO SE HALLA EN LUGAR SEGURO

Según la DSM IV-TR la agorafobia es la “ansiedad por se encontrar en lugares o situaciones en los cuales la fuga pueda ser difícil (o embarazosa) o en los cuales pueda no tener ayuda disponible en caso de tener un ataque de pánico inesperado o situacionalmiente predispuesto o situaciones semejantes al pánico. Las situaciones más comunes incluyen estar solo en casa; estar en una multitud o esperar en una fila; cruzar un puente y viajar en coche, autobús, tren o avión.”

Aún hay muchas personas que no tienen claro el concepto de agorafobia o incluso la posibilidad de que puedan estar sufriendo de este trastorno, que puede generar ataques de pánico en diversas situaciones. 

 

 

 

¿Por qué aparece la agorafobia?

¿qué es un ataque de pánico?

Lo que más recuerdo es el miedo, miedo irracional, algo que no podía explicar, miedo a todo y a nada, y una sensación de soledad increíble por no poder explicar de una manera coherente lo que sentí ese día.

La agorafobia suele venir propiciada por una situación traumática o de crisis en una situación determinada, que lleva a la persona que la sufre a tratar de evitar el entorno en el que se produjo. El problema es que esta ansiedad ante la posibilidad de que se repita una situación así puede continuar su escalada y extenderse a otros contextos, produciendo a  largo plazo una notable limitación en las actividades que la persona es capaz de llevar a cabo en su vida diaria.

Por paradójico que parezca, los ataques de pánico son resultado del miedo. A veces los sucesos estresantes provocan determinadas reacciones, activandose determinadas respuestas, propias de la ansiedad. Como resultado de dicha activación, aparece esa respuesta del estrés, con sus correspondientes síntomas. Si interpretamos esos síntomas de forma errónea, y pensamos que algo terrible nos está ocurriendo,  en lugar de codificar lo que nos pasa como una respuesta normal de nuestro cuerpo frente al estrés, podríamos entrar en pánico.

agorafobia

¿Qué síntomas muestra la agorafobia?

Síntomas como taquicardia, desrealización y despersonalización, ahogo… 

Todo comienza con unas sensaciones, que interpretamos como desagradables. La angustia que sentimos ante esa misma situación hace que nuestras sensaciones se incrementen, se hagan más intensas. De nuevo las reinterpretamos y nos centramos en esas sensaciones, desencadenándose entonces pensamientos catastrofistas en los que la persona cree estar en peligro, formándose una espiral, una pescadilla que se muerde la cola. La espiral termina cuando la persona cree realmente que la situación está bajo control, o bien cuando escapa hacia un lugar seguro.

taquicardias y palpitaciones

El corazón late más rápido de lo normal de forma abrupta. También puedes sentir un dolor punzante en el corazón o “saltos” del corazón.

sudoración

Urticarias, granos picores… Tu piel puede estar más pálida, con menos luminosidad, más apagada.

desrealización y despersonalización

Sensación de irrealidad y de extrañeza con uno mismo. La desrealización alude a la sensación de irrealidad y de extrañeza con el mundo

mareos

Sentirse mareado o mareada, debilitamiento corporal, pérdida de estabilidad.

ahogo

Cuanto más me asusto más deprisa respiro y cuanto más oxigeno cojo más sensación tengo de ahogo.

parestesias

“se nos duermen las manos”. Síntoma sensitivo de aumento de densidad muscular, seguido de hormigueo.

Cuándo y dónde aparece la agorafobia

Las personas con agorafobia constituyen el 60% de las consultas profesionales por fobia.

En el año 1987 (Ost et al) identifican la edad media de comienzo de la agorafobia a los 28 años. 18 años después (Kessler, Berglund et al, 2005) establece la edad media de comienzo en los 24 años.

La posibilidad de padecer el trastorno en algún momento de la vida (USA National Comorbility Replication, 2005) es de un 3,5%, asociado a un trastorno de pánico de un 4,7% y sin historia de pánico de un 1,4%.

Más de las dos terceras partes son mujeres. Los estereotipos sexuales tendrían mucho que ver en estos casos.

El doctor Antoni Bulbena y su equipo han presentado desde hace varios años evidencias de correlación entre el síndrome de hiperlaxitud articular y crisis de pánico entre varios individuos. También ha ocurrido con otros trastornos como el prolapso de la válvula mitral.

Los medios de transporte son escenarios habituales para sufrir crisis de pánico ya que son:

  • espacios cerrados y habitualmente llenos de gente.
  • no dependemos de nosotros mismos ni controlamos la conducción ni el momento de bajar del vehículo.

amadag: una asociación dedicada a la agorafobia

si tienes dudas o necesitas ayuda contacta con nosotros

Tanto si quiere conocer exactamente qué es la agorafobia como si desea acceder a opciones especializadas de tratamiento, en Amadag (Asociación Madrileña de Agorafobia) encontrará una entidad preparada y comprometida para ayudarle. Somos una entidad que trata de establecer las condiciones para que las personas que padecen este problema puedan disfrutar  de una mayor calidad de vida. En este sentido, además de tratar la agorafobia y sus síntomas, también participamos activamente en la difusión de esta realidad en la sociedad y en el fomento de la investigación en torno a la misma.

Share This