Ya sabemos que la música puede ser terapéutica y es una potente herramienta para gestionar diversos estados de ánimo. A veces, con la música, experimentamos sensaciones que no sabemos poner en palabras, así que podríamos decir que el escuchar una melodía que nos es agradable resulta una forma de comunicación en sí misma. ¿Cómo podemos comunicarnos con nosotros/as mismos/as desde la música?, ¿podemos manejar la ansiedad con ayuda de ciertas melodías? Hoy os compartimos una recopilación de música para la ansiedad.

Escuchar una melodía suave ayuda a reducir nuestro ritmo cardiaco y presión arterial, facilitando al cuerpo conseguir este tan preciado estado de relajación, incluso inducir al sueño. Pero no sólo amaina algunos ritmos fisiológicos, también ciertas canciones contribuyen a crear un clima favorable y nuestra mente se nutre de ello, focalizándonos hacia la serenidad.

Efectos de la música clásica en personas con ansiedad

Sin duda, sobre gustos no hay nada escrito, pero es la música clásica la que consigue por excelencia esa desaceleración de nuestro organismo e inmersión en la melodía. Si aún este tipo de melodías te resultan extrañas al oído, te recomiendo que comiences a inspeccionar éste género porque, como en todos, seguro encontrarás algunas piezas que te emocionen. Sólo tienes que descubrir qué ritmos e instrumentos son los que más te enganchan. Para no extendernos mucho en este sin fin de autores y deliciosas composiciones, damos una pincelada recomendándoos tres:

  • Ludwig van Beethoven – Sonata No. 14 “Moonlight”
  • Fréderic Chopin – Nocturne Op.9 No.2
  • Erik Satie – Gymnopédie No.1

Música de piano

Si buscas algo más actual y eres un enamorado/a del piano, como yo, existen hoy en día compositores con un tremendo talento que con sus piezas consiguen transportarnos a la calma cuando la mente no para quieta. Música para la ansiedad en versión piano:

  • El veterano pianista, musicólogo, crítico musical y compositor británico Michel Nyman, sobretodo conocido por colaborar en bandas sonoras cinematográficas, también compone óperas. Una de sus piezas a destacar es Big My Secret, una delicia para los oídos perteneciente a la BSO de El Piano.
  • Ludovico Enaudi es un compositor italiano cuyas ganas de experimentar y buscar un lenguaje musical más libre y personal hace que sus composiciones nos resulten minimalistas y delicadas; ejemplos de ello son Una Mattina, Night, I Giorni, Divenire o Monday (como veis, os podría poner toda su discografía aquí).
  • Otro compositor considerado representante del movimiento New Age es el surcoreano Yiruma, su canción River Flows In You nos puede transportar a una mañana soleada y fresca, cargada de oxígeno. Respira y libera con ella.
  • El holandés Joep Beving describe sus composiciones como “música simple para emociones complejas“. Perteneciente a su primer disco nos encontramos con Midwayer, una pieza interesante que desprende intimidad y serenidad.
  • Pese a que Mélanie Laurent es más conocida por sus trabajos en el séptimo arte, en 2011 sacó a la luz su álbum debut “En´attendant”, del cual precisamente el tema Début es perfecto para adentrarnos en la tranquilidad, como si cada nota nos meciese.
  • Dirk Maassen es un compositor alemán cuyos trabajos como Saltare (Somewhere at the Baltic Sea) nos puede llegar a transportar a escenarios donde la naturaleza es potencia y delicadeza a la vez.
  • Peter Sandberg mezcla diversos instrumentos a ritmo neoclásico y electrónica. Con Who´s there nos muestra una melodía cuyo sonido es limpio y suave, algo melancólico. Quizás sus composiciones se inspiren en las emociones que le transmiten los paisajes de Suecia, su país natal.
  • La colaboración que hicieron entre Ólafur Arnalds y Nils Frahm, en concreto la pieza 20:17, es una mezcla entre lo tecnológico y lo instrumental. Los dos son compositores y productores de lo que se ha denominado electrónica clasicista. Merece la pena escucharlos y deleitarnos con las grabaciones que, en la mayoría de las ocasiones, son improvisaciones.
  • La compositora y pianista australiana Sophie Hutchings mezcla armónicos, cuerdas, percusión, viento de madera y ambiente vocal. Su pieza By Night nos acaricia y nos envuelve, sutil y emotiva, como si estuviésemos observando en una noche fresca la belleza de las estrellas.

Música y voz

Si eres de los que las “cantaditas” te gustan más, también hay una sección para ti. Aunque dentro del mundo musical no hay nada fijo en cuestión de gustos, aquí os ofrecemos una amplia selección de diferentes géneros, estilos, nacionalidades y letras para que podáis emocionaros, disfrutar y dejaros llevar por la tranquilidad y el sosiego que desprenden.

  • La banda histórica T. Rex y su estilo de rock psicodélico y folk rock amainará nuestro frenético ritmo interno con Cosmic Dancer, asegurado. Quizás ya los conocías, y si no quizás te suene por ser una de las canciones que acompañaban a Billy Elliot en la película, la historia de un talento que lucha por romper prejuicios y conseguir sus deseos.
  • Infinity es una de las muchas canciones que podría recomendar del grupo The XX. Una banda que construye melodías a base de un excelente dueto vocal e ingeniosas mezclas con el sampler, dando como resultado un sonido limpio, cavernoso e intimista.
  • Cat Stevens, uno de los cantantes que simbolizó en los setenta la lucha entre generaciones, el “haz el amor y no la guerra” que imperaba por aquel entonces, nos ha dejado canciones icónicas como Wild World. Versionada por numerosos artistas, esta balada nos habla de amar, de saber dejar marchar y de cuidar.
  • Conocí al cantante y compositor londinense Michael Kiwanuka y su canción Cold little heart por ser la intro de la excelente serie Big Little Lies. Deseo, lucha y confianza en uno/a mismo/a es de lo que nos habla. Si la escuchas y te gusta, te aseguro que de vez en cuando querrás volverla a oir, puede resultar adictiva.
  • La cantautora malagueña Anni B Sweet se desmarca de la temática acerca de la tristeza con la que suele trabajar y hace una versión de la canción Take on me del grupo Aha. Sonido limpio y melódico acompañado de un mensaje: arriesguemos, porque aunque seguiremos tropezando, no es mejor prevenir que lamentarse.
  • Leonor Watling y Alejandro Pelayo son los componentes de Marlango, una pareja que con su música nos transporta a décadas pasadas. Maybe es una canción íntima que con un ritmo pausado nos habla de amor, miedo e iniciativa.
  • Para los amantes del soul y el funk os traemos Freedonia, una banda madrileña que con sólo dos trabajos se han colado como referencia en las listas de su género en nuestro país. It´s gonna be fine es una de las muchas muestras de cómo la música puede ser potente y sensible al mismo tiempo.
  • Poca presentación necesita Bob Dylan y su enorme canción Knockin’ on Heaven’s Door. Deseo que disfrutéis de este gran artista y esta melodía tanto como yo.
  • Portishead y su canción Glory Box es otra de nuestras elegidas. Diseccionar los sonidos que desprende esta canción puede ayudarnos a comprender cómo es nuestra mente, en la que se mezclan diferentes objetos de interés. Observad que todos los sonidos pueden convivir: pese al guitarreo eléctrico de fondo, si centramos nuestra atención en el ritmo de esta canción, la voz de Beth Gibbons y el violín, nos puede parecer una delicia.
  • La banda inglesa indie Alt – J nos regalan composiciones experimentales tan interesantes como Taro. A través de una melodía serena y llena de matices, la letra es un homenaje a la judía Gerda Taro, la primera mujer fotoperiodista que dedicaba su labor a informar acerca de conflictos bélicos. Definida como una persona con ojo de fotógrafo, alma de periodista y coraje de un guerrero, murió cubriendo una batalla en Brunete, en la Guerra Civil Española.
  • Karen Souza, la cantautora y productora argentina de jazz y bossa nova, versiona la canción The Way It Is original de Bruce Hornsby and the Range. El resultado: una pieza que no nos parecerá desconocida, pero que en esta ocasión sonará suave, tranquila y agradable.
  • Con aires parisinos, Madeleine Peyroux comparte con aquel que lo desee To Love You All Over Again, en donde una voz que amansa a las fieras y una agradable melodía parece en su conjunto mecernos a ritmo de blues. Muy recomendable.

Esperamos que os resulte interesante la recopilación musical que os traemos hoy, y si deseáis compartir otras melodías que a vosotros/as os sean de ayuda para sobrellevar la ansiedad no dudéis en dejárnoslas en los comentarios. ¡Elige la banda sonora que le quieres poner a tus días!

Share This