¿Qué beneficios nos aporta tener un hobby? Vivimos en constante productividad, de casa al trabajo y del trabajo a casa, tareas del hogar, los hijos, la familia…. vivir de esta manera trae sus consecuencias, estrés, ansiedad, irritabilidad, cansancio, depresión… A este modo lo suelo definir de manera coloquial como un “Don’t Stop”. No paramos ni un segundo, bien porque no encontramos el momento adecuado o la actividad adecuada, o bien porque simplemente no sabemos ponerle freno a la asidua productividad. Ha llegado el momento de parar en seco e introducir en nuestras vidas algo que nos aporte esa desconexión tan merecida, las aficiones. Los hobbies nos aportan diversos beneficios a nivel psicológico para la salud, ¿quieres saber cuáles son? Quédate con nosotros para averiguarlo.

¿Qué es un hobby o afición?

Según la RAE hobby se define como “Actividad que, como afición o pasatiempo favorito, se practica habitualmente en los ratos de ocio” y afición está definido como “Inclinación o atracción que se siente hacia un objeto o una actividad que gustan” o “Actividad que se realiza habitualmente y por gusto en ratos de ocio”.

Un hobby es una tarea que busca el desarrollo de nuestras virtudes y habilidades, pero sin la presión que supone un horario laboral (es decir, practicadas en tu tiempo libre y sin recibir remuneración alguna), que promueve el contacto con aspectos de nuestra personalidad y que puede incentivar tanto el contacto social con los demás como un mayor conocimiento personal.

Es posible que haya gente que considere que este tipo de actividades conllevan una pérdida de tiempo, lo que quizás no sepan es que un hobby va mucho más allá de un entretenimiento y se hace por vocación, pudiendo llegar a ser ese “salvavidas” que nos libra del cansancio y de la rutina, y nos ayuda a mejorar nuestra salud física y mental.

Beneficios de tener un hobby

Cuando hacemos lo que nos apetece, divierte y gusta nuestro cerebro segrega endorfina y serotonina, las llamadas “hormonas de la felicidad”, que nos aportan sensación de bienestar y ayudan a reforzar nuestro sistema inmunitario. Al hacer lo que nos gusta también disminuye la producción de cortisol, la hormona del estrés, que contribuye a debilitar el sistema inmune. El solo hecho de ser conocedores de este dato tiene que servirnos como “excusa” para para iniciarnos en alguna afición, pero si esto se os queda corto aquí expondré el resto de beneficios.

Hobby como regulador emocional

Cuando nos vemos sumidos en un maremágnum de emociones intensas desagradables (ansiedad, estrés, culpa, enfado, tristeza…) hasta tal punto de llegar a desbordarnos, coger por banda nuestra afición nos ayudará a que la intensidad de la emoción que estamos sintiendo descienda a niveles más manejables, incluso pueden llegar a ser sustituidas por emociones que nos resulten más agradables (calma, tranquilidad, serenidad, alegría…). Esto se lo debemos al cambio que realizamos en el foco de atención, pasamos de estar completamente focalizados en lo mal que nos estamos sintiendo a dirigir la atención hacia la tarea externa implicada en el hobby.

Hobby como freno del bucle rumiativo

Si estamos metidos en un proceso de rumiación (sin fin de pensamientos negativos constantes) nuestro hobby será nuestro mejor aliado para frenar el bucle. Ya que, de nuevo entra en juego la focalización de la atención que pasará de estar completamente dentro de nuestra cabeza observando nuestros pensamientos hacia la tarea. Por tanto, nuestro bucle será sustituido por pensamientos específicos dirigidos a la tarea.

Promueve las experiencias y estados de flujo (flow/fluir)

Con nuestro hobby podemos entrar en el estado de flow. Es estado en el que uno se siente totalmente absorto en una actividad para el propio placer y disfrute, mientras el tiempo parece volar y las acciones, pensamientos y movimientos se suceden sin pausa. Todo nuestro ser está concentrado en la tarea y utiliza sus destrezas y habilidades llevándolas hasta el extremo. En este estado se experimenta una enorme satisfacción, parecida a la de la felicidad estática.

Ayudan a desarrollar nuestras capacidades personales

Al realizar cosas que nos atraen nos adentramos en el conocimiento completo del hobby, gracias a ello, adquirimos los aprendizajes propios de esa tarea potenciando o desarrollando capacidades que antes no teníamos.

Corte a la rutina y manejo del estrés y la ansiedad

Dedicar tiempo a nuestro hobby nos hará salir de la rutina diaria y lo cotidiano, haciendo un paréntesis y dejando apartado nuestras preocupaciones, funcionando, así como antídotos contra el estrés y la ansiedad.

Aumentan nuestra autoestima

La realización de aficiones hace que nos sintamos realizados como persona en otro ámbito que no sea el profesional. Si tocamos la guitarra de maravilla o hacemos los mejores postres, nos sentiremos muy bien porque hemos obtenido la satisfacción de haber realizado nuestra tarea de forma óptima, de tal manera que nuestra autoestima se vea reforzada.

Potencia la creatividad y memoria

Dependiendo de la tarea que hayamos escogido podremos potenciar capacidades cerebrales que de otro modo cuestan más potencias, como la creatividad y la memoria. Ciertas aficiones nos ayudan a despertar la imaginación (la escritura, la pintura, la fotografía, la música); otras favorecen la agilidad mental (crucigramas, scape rooms, videojuegos). Esto implica, aunque no lo parezca, un gran descanso para nuestra mente, que de otra forma se hallaría saltando de preocupación en preocupación como hace habitualmente.

Promueve las relaciones sociales

Si el hobby que habéis elegido tiene la posibilidad de realizar la actividad en grupo o con gente funcionará como píldora social, potenciando vuestras habilidades sociales y ampliando así vuestro círculo social.

Ya tenemos claro que dedicarle tiempo a nuestros hobbies y aficiones conlleva muchos beneficios, solo hay que hacerles un hueco introducirlo en nuestras vidas como una parte muy importante de nuestro propio autocuidado y mejora de nuestra salud mental. No hay hobbies mejores o peores, correctos o incorrectos, es subjetivo, busca en tu interior, escúchate y encuentra uno. ¿Y tú, ya tienes un hobby? ¡A qué esperas!

Share This