Hace ya dos semanas del evento tenístico del año en Madrid. Hace ya dos semanas del Mutua Madrid Open, el torneo Masters 1000 de España. Y, echando la vista atrás (¿por qué no?), es un buen momento para hacer balance. ¿Qué nos enseña el tenis a nivel psicológico?

¿Y por qué esta entrada, pensarás? Porque el tenis es uno de los deportes más mentales que existen, donde el aspecto psicológico juega un papel muy importante. Seas o no un admirador del tenis, creemos que esta entrada te puede interesar.

Una psicóloga “infiltrada” en el tenis. ¿Qué me ha enseñado el tenis a nivel psicológico?

Un año más, durante diez días he podido tener la oportunidad de ver en primera persona a los mejores tenistas del mundo, he podido vivir el torneo desde dentro. Aunando mis dos pasiones, la Psicología y el tenis, he podido aprender y extraer importantes lecciones:

  • La perfección no existe. Incluso los mejores jugadores del mundo, los que se encuentran en la élite, fallan. El error es normal y forma parte de la vida. En esta edición, después de varios años, Roger Federer volvió a jugar en tierra batida, el considerado por muchos Maestro y lo más cercano a la perfección en el tenis y, como cualquier ser humano, finalmente perdió en cuartos de final. Pero no sólo eso, Rafa Nadal, nuestro tenista español, el llamado Rey de la tierra batida, también perdió en semifinales. Pero no sólo eso, incluso los mejores cometen pequeños fallos, en ocasiones “imperdonables”, como dobles faltas en momentos decisivos. Y no pasa nada, es normal.
  • Lo importante es el proceso, no (sólo) el resultado. Un partido se gana trabajando cada punto, con esfuerzo y perseverancia. Paso a paso. Analizando cada punto fuerte y cada fallo, para aprender de él e intentar no volver a cometerlo. Sólo de esta forma podremos conseguir nuestros grandes objetivos (llegar a la final y ganar el torneo), estableciéndonos pequeños sub-objetivos alcanzables (ir jugando partido a partido, sin pensar mucho más allá).
  • Afronta las dificultades como desafíos o retos, y no como amenazas. Aunque vayas por debajo en el marcador, aunque hayas perdido el primer o segundo set, la mayoría de los tenistas son capaces de sobreponerse a ello e incluso ganar el partido. ¿Con miedo y dudas? Por supuesto, como cualquiera de nosotros, pero este cambio de actitud es esencial para poder recuperar el partido. No abandonar, no desistir en los puntos difíciles, aunque en el marcador vayas 0-40. La remontada es posible, si crees en ella. Reevaluar la situación buscando posibles soluciones o nuevas estrategias y centrarse en el presente, sin el peso del pasado. En el partido Verdasco vs Khachanov, muy disputado, Fernando fue capaz de remontar el primer set perdido y ganar finalmente en tres sets.
  • El apoyo social es un aspecto clave. En cada torneo, siempre es especial e importante recibir el apoyo incondicional de tus seguidores. Y, en el Madrid Open, como no podría ser menos, se le suele dar todo el apoyo posible a los jugadores españoles (aunque, por supuesto, también internacionales). No están solos. Los demás (entre los que me incluyo, como buena apasionada del tenis) animan, alientan, ayudan y apoyan, tanto en los momentos buenos como sobre todo en los malos. De hecho, muchos de los tenistas españoles han reconocido que sienten el apoyo del público y que eso les anima a seguir peleando y luchando por el partido. Mención especial el apoyo al unísono en el último partido de David Ferrer antes de su retirada. Sin ellos, sin ese ambiente, quizá no sería para nada lo mismo. Como buenos seres sociales, necesitamos a los demás, su apoyo y aliento.

Y bien, ¿aprendemos de los tenistas y aplicamos estas pequeñas lecciones en nuestro día a día? Punto, set y partido.

Share This