Nadie duda de que el miedo al fracaso existe (y es más que conocido por muchos de nosotros), pero.. ¿existe realmente el miedo al éxito? ¿Hay personas que tienen miedo a algo aparentemente positivo? ¿Miedo a ganar, a conseguir o alcanzar objetivos?

Por sorprendente que parezca, aunque a priori pienses que no tendría mucha lógica, es así. Y es más común de lo que piensas. En la entrada del blog de esta semana hablamos de este fenómeno tan poco conocido.

El miedo al éxito. ¿Qué es y por qué ocurre?

Miguel, jugador federado de tenis. Durante una competición, cuando está a punto de cerrar con match point y ganar el partido, comienza a bloquearse y cometer errores. Uno tras otro. ¿Qué le pasa? ¡Si lo tiene todo para ganar fácilmente! Finalmente, acaba perdiendo el partido.¡¿Cómo es posible?!

El caso de Miguel es un ejemplo ilustrativo de miedo al éxito. ¿Te ha ocurrido alguna vez que, cuando estás a punto de conseguir algo, dudas de ti mismo/a, no te atreves a dar el paso o lo dejas aplazado a más adelante? ¿Que te “autoboicoteas” sin darte cuenta o sin ser tan consciente de ello? (“quizá aún no es el momento, no estoy del todo preparado..”).

El miedo al éxito es un miedo irracional a alcanzar consecuencias positivas o el logro, por lo que tienden a evitarlo (de forma no tan consciente).

¿Por qué ocurre?

Aunque no existe una única explicación como tal, muchas de las posibles razones estarían relacionadas con una baja autoestima (o minimización de mis propios recursos), ya que existen muchas creencias erróneas de base como la idea de que no nos merecemos ese éxito, que no vamos a ser capaces de mantener la excesiva presión o responsabilidad que conlleva estar en lo más alto, anticipamos consecuencias negativas (“ganar implica pérdidas” como dificultad en las relaciones sociales, miedo al rechazo o envidia, dejar de pasar desapercibido/a y estar en el punto de mira, anticipando posibles críticas, por ejemplo), etc.

¿Qué puedo hacer para vencer mi miedo al éxito?

• Identifícalo.

Si ser consciente de lo que me ocurre es el primer paso y uno de los más importantes en el tratamiento de cualquier problema, en el caso del miedo al éxito su importancia es doble (ya que aparentemente no se ve, no es fácil de identificar).

• Trabaja y aumenta tu autoestima.

¿Por qué no ibas a ser capaz? ¿Por qué no estás lo suficientemente preparado/a? (cuidado en no caer en la utopía de esperar el momento perfecto, puesto que siempre podrás mejorar un poco más, y la procrastinación o postergar el objetivo se hará aún más fuerte).

• Ajusta expectativas.

Adopta una actitud de reto u oportunidad (no lo veas como una amenaza). En vez de anticipar de forma catastrófica todas las consecuencias negativas que pudieran desencadenarse del éxito, céntrate en la oportunidad que te brinda la posibilidad de alcanzar aquel objetivo que tanto has luchado por conseguir y las consecuencias positivas que traería consigo. ¿Por qué no es el momento? No te generes una presión extra innecesaria.

En resumen, el miedo al éxito existe. Pero si aumentamos la confianza en nosotros/as mismos/as y ajustamos las expectativas, trabajando para evitar el fracaso, conseguiremos sobreponernos a ello. ¿Preparados/as?

Share This