Uno de los remedios naturales más extendidos en los últimos años para tratar los problemas de sueño es la melatonina pero, ¿qué hay de cierto en todo ello? ¿Es realmente eficaz la melatonina para dormir? En la entrada del blog de esta semana nos adentramos en ello.

¿Es efectiva la melatonina para dormir?

La melatonina, comúnmente llamada la “hormona del sueño”, es una hormona que produce nuestro cuerpo de forma natural (que se sintetiza a partir del triptófano) y que, entre muchas funciones, se encarga de controlar y regular el ciclo del sueño, ayudándonos a conciliar y mejorar la calidad del sueño. De esta forma, se ha demostrado que un déficit de melatonina está relacionado con los trastornos del sueño (como el insomnio) o bajo estado de ánimo.

La comercialización de la melatonina ha supuesto un verdadero “boom” en nuestros días, ejemplo de ello es que se se puede adquirir fácilmente en farmacias y parafarmacias como medicamento o como complejo vitamínico, una alternativa a plantas medicionales o psicofármacos para tratar el insomnio.

Ahora bien, ¿es realmente eficaz?

Varios estudios y revisiones (metaanálisis) recientes al respecto sugieren que la melatonina posee importantes beneficios. A continuación mostramos las principales conclusiones que se pueden extraer de los mismos, en términos generales:

• La melatonina ayuda a conciliar el sueño más rápidamente y aumenta el tiempo total de sueño, varios minutos en promedio.

• La melatonina es eficaz para el tratamiento de problemas de insomnio primario a corto plazo (entre 3 y 6 meses) en adultos.

• No obstante, se ha demostrado que la melatonina no es del todo efectiva para cualquier problema o trastorno de sueño, como trastornos secundarios del sueño, así como su ingesta por parte de niños (siempre sujeta a prescripción médica, en todo caso), ya que aún no hay estudios que describan sus efectos a largo plazo (por razones temporales o longitudinales).

A modo de conclusión, si bien es cierto que la melatonina ejerce cierto efecto en los problemas de sueño, su eficacia es limitada y, cuanto menos, en el mejor de los casos, modesta, por lo que debemos ser cautos al respecto y no considerarla como primera opción de tratamiento en ningún caso, ya que aún se desconocen los posibles efectos adversos a medio y largo plazo. En cualquier caso, como siempre, aconsejamos acudir a un profesional.

Para saber más…

Garjón Parra, J. (2014). Melatonina para los trastornos del sueño. Boletín de Información Farmacoterapéutica de Navarra, 22 (1).
Lindbland, A.J. y Allan, G.M. (2014). Melatonin for sleep: exhausted by other options? Alberta College of Family Physicians.

Share This