Si ya tenéis o alguna vez habéis tenido mascota, conocéis lo reconfortante que es volver a casa después de un día duro y ver a ese animalillo peludo, leal, que nos brinda su amor incondicional sin preguntar, sin juzgar, simplemente con sus gestos y su mirada nos lo dicen todo. Y de repente al acariciarlo esbozamos sin esfuerzo una gran sonrisa y por un instante parece que todos nuestros males desaparecen. ¿Cómo cambia tu vida con una mascota? Es importante que seamos conscientes de que tener una mascota es una gran responsabilidad, sin embargo, esta responsabilidad nos brinda muchos beneficios que ahora te cuento.

¿Qué beneficios nos aportan las mascotas?

Numerosos son los estudios que han demostrado cómo las mascotas influyen de manera positiva en la salud y en el bienestar humanos. Las investigaciones científicas han clasificado estos efectos en cuatro áreas específicas: terapéuticos, fisiológicos, psicológicos y psicosociales.

Beneficios Terapéuticos –

Los animales como recurso terapéutico pueden ser incluidos en los tratamientos como terapia asistida motivacional, terapia física o terapia psicológica asistida con animales.

  • En el caso de niños y adolescentes se centra en aspectos emocionales más que en físicos, ya que la compañía con animales aumenta la empatía y sentimientos positivos.
  • Se suele emplear para: discapacidades sensoriales, psíquicas, trastorno disocial, síndrome de hiperactividad con déficit de atención, dificultades de aprendizaje, autismo infantil y en el ámbito ansioso-depresivo.
  • Enfermos crónicos: Mejoran las rutinas, ayudando a olvidar el dolor o la enfermedad y disminuyendo el sentimiento de soledad. Estos pacientes hablan y relatan al animal cómo se sienten y esto libera sus preocupaciones. Motivan la rehabilitación y favorecen que los pacientes esperen ansiosos el regreso de los animales.
  • Salud Mental: En adultos con depresión se reducen los suicidios y el tiempo que se encuentran ingresados. En retrasos mentales aumenta el léxico oral compresible, el lenguaje no verbal es más numeroso y acrecienta la motivación. Un aspecto significativo es la satisfacción en pacientes institucionalizados de la necesidad de ser tocado y de tocar.
  • Discapacidad física: Los animales mejoran considerablemente la movilidad de las personas con movilidad reducida o en silla de ruedas. Las personas invidentes o con deficiencias visuales son asistidas por el animal mejorando así su autonomía.
  • Centros penitenciarios: La convivencia es compleja debido a la privación de la libertad, la monotonía, carencias y déficits de aprendizaje y escasas habilidades sociales. Ayuda a que desarrollen su autoestima, hace que emerjan emociones positivas, favorecen la comunicación interpersonal y mejora el ambiente.
  • Residencias para ancianos: Son los lugares donde más se ha extendido la utilización de las terapias asistidas con animales. Muchas personas mayores ingresan en residencias debido a sus limitaciones físicas y mentales, y a la soledad. Este ambiente les hace perder el control de su vida, ya que viene impuesto por el centro donde se encuentran, llevándolos al aislamiento, pérdida de interés y cuadros depresivos.

Beneficios Fisiológicos –

La tenencia de mascotas es un factor protector para las enfermedades cardiovasculares, pueden modificar varios factores de riesgo: se disminuye la presión arterial, se reduce la frecuencia cardíaca, se liberan endorfinas al acariciar a las mascotas y por lo tanto se reduce el cortisol.

En pacientes con factores de riesgo coronario como: diabetes mellitus, obesidad o alteraciones del metabolismo lipídico, así como en aquellos con cardiopatía conocida, la tenencia de un perro puede favorecer la actividad física (caminatas, marchas, carreras) con la consecuente pérdida de peso corporal, disminución de los niveles de lípidos (colesterol y triglicéridos), y estimulación del metabolismo glucídico.

En un estudio realizado por Lynch (2006) con pacientes cardiópatas que fueron dados de alta de la unidad de cuidados intensivos, se determinó que el factor más influyente en la supervivencia y la recuperación de estos, fue la severidad del daño en el miocardio, seguido por la tenencia de mascotas. La mortalidad en el primer año de recuperación, fue cuatro veces mayor en pacientes que no tenían animales.

Beneficios Psicológicos –

Gracias a la compañía que nos brindan, las mascotas ayudan a reducir la sensación de soledad e incrementan el sentimiento de intimidad, conduciendo a la búsqueda de la conservación de la vida en personas. En estados de depresión, estrés, duelo y aislamiento social, las mascotas se convierten en un acompañamiento incondicional, aumentando la autoestima y el sentido de responsabilidad, que necesariamente genera una mejor integración con la sociedad. Las mascotas permiten que se desarrolle el sentimiento de apego en los niños.

Los dueños de mascotas rara vez o nunca se sentían solos, les era fácil entablar nuevas amistades y tenían un mayor número de personas a quien recurrir ante una eventualidad o crisis, en comparación con personas sin mascotas.

Tener mascota ayuda a reducir la ansiedad, el estrés, la depresión y mejoran considerablemente la autoestima y el estado de ánimo.

Beneficios Psicosociales –

Es tanta la influencia que tienen las mascotas en la vida comunitaria, que se han descrito como antídoto para el anonimato humano en los sitios públicos de la actual sociedad, promoviendo así la interacción entre personas desconocidas. Tener mascota aporta mayor facilidad de socialización, de establecer el vínculo de la confianza en las relaciones interpersonales y de tener una mayor participación en eventos comunitarios y apropiación de parques y otras áreas recreativas con su mascota. Los vecinos frecuentemente se solicitan favores que giran en torno a la mascota, creándose un lazo de alta confianza, solidaridad y gratitud entre ellos. Esto hace que se trascienda más allá de la relación propietarios-mascota. El sentido de la reciprocidad es uno de los pilares fundamentales de una comunidad y las mascotas son un catalizador que encaminan a los propietarios y demás integrantes hacia este.

Para finalizar, la convivencia entre personas y animales se ha dado desde tiempos antiguos, por lo que se ha establecido una relación importante entre ambas partes. En el mundo actual, se ha demostrado que convivir con animales de compañía brinda diversos beneficios, entre ellos, el bienestar tanto individual y como social.

Bibliografía:

Franco Fernández, C. (2020). Beneficios de la terapia asistida con animales en Personas Mayores. León.

Gómez Giraldo, L. F., Atehortua, C. G., & Orozco Padilla, S. C. (2007). La influencia de las mascotas en la vida humana.

Hernandorena, B. H., Álvarez, A. Á., Llanes, L. L., Trujillo, M. M., Elías-Calles, L. C., & Alonso, E. D. (2020). Efectos beneficiosos de los animales de compañía para los pacientes con enfermedades cardiovasculares. CorSalud, 5(2), 226-229.

LOS SÍNTOMAS MÁS

TEMIDOS DE LA ANSIEDAD

00
Months
00
Days
00
Hours
00
Minutes
00
Seconds

TALLER ONLINE.