¿Que son los trastornos disociativos?

Los trastornos  disociativos se caracterizan por una interrupción y/o discontinuidad en la integración normal de la conciencia, la memoria, la identidad propia y la subjetiva, la emoción, la percepción, la identidad corporal, el control motor y el comportamiento. Es decir, es como si hubiese una desconexión entre la conciencia, nuestros pensamientos, nuestra identidad, nuestras emociones, percepciones, nuestra memoria y nuestra conducta.

La disociación es un mecanismo de defensa que nuestra mente puede poner en marcha ante a situaciones estresantes o traumáticas. Ya sean traumas aislados severos o traumas repetidos, éstos pueden conllevar que una persona desarrolle un Trastorno Disociativo. Es como si quisiéramos escapar involuntariamente de la realidad.

¿Cuáles son sus síntomas?

A modo general los trastornos disociativos son experimentados como intrusiones espontáneas en la conciencia y el comportamiento, que se acompañan de una pérdida de continuidad de la experiencia subjetiva y/o la incapacidad de acceder a la información o de controlar las funciones mentales que normalmente son fácilmente accesibles o controlables.

Los síntomas y signos de trastornos disociativos incluyen:

  • Pérdida de memoria significativa de tiempos específicos, personas y eventos.
  • Experiencias extracorporales, como sensación como si la persona estuviera viendo una película de sí misma.
  • Puede desarrollarse otros problemas psicológicos, como la depresión, la ansiedad y pensamientos suicidas.
  • Sensación de desapego de sus emociones, o entumecimiento emocional
  • Falta de un sentido de la propia identidad

¿Qué tipo de trastornos disociativos existen?

Según la última actualización del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), los trastornos disociativos se clasifican de la siguiente manera:

Trastornos de identidad disociativo (TID)

Comúnmente llamado personalidad múltiple, este se caracteriza por la presencia de dos o más estados de personalidad distintos. Estas identidades o estados de personalidad asumen el control recurrentemente de la conducta de la persona, teniendo cada una de ellas recuerdos, relaciones, conductas, emociones y actitudes propios.

Los individuos con trastorno de identidad disociativo pueden referir la sensación de que, de repente, se han convertido en observadores despersonalizados de su propio discurso y acciones. También pueden informar sobre la percepción de voces (la voz de un niño, el llanto, la voz de un ser espiritual, etc.) En algunos casos, las voces se experimentan como múltiples, desconcertantes e independientes del pensamiento y sobre ellas el individuo no tiene ningún control.

Las personas con TID sufren de amnesia disiociativa, es decir, lagunas en la memoria remota de los acontecimientos vitales personales (períodos de la niñez o adolescencia, casarse, dar a luz, etc.). También puede darse lapsos de memoria reciente (de lo que sucedió hoy, usar un ordenador, leer, conducir, etc.) e incluso puede haber un descubrimiento de una evidencia de sus acciones diarias y de las tareas que no recuerdan haber realizado.

Las personas con TID pueden comunicar que, de repente, se han encontrado en la playa, en el trabajo, en un club nocturno, etc. sin acordarse de cómo llegaron allí, esto se llama fuga disociativa que se caracteriza por un viaje repentino lejos del hogar o del trabajo, con incapacidad para recordar el pasado y con confusión acerca de la identidad previa.

Las personas con TID típicamente presentan depresión, ansiedad, abuso de sustancias, autolesiones y convulsiones no epilépticas. A menudo disimulan o no son plenamente conscientes de las interrupciones en la consciencia, la amnesia u otros síntomas disociativos.

Amnesia disociativa

es la incapacidad de recordar información autobiográfica importante, generalmente de naturaleza traumática o estresante. Se pueden distinguir:

  • Amnesia localizada, incapacidad de recordar hechos durante un periodo restringido de tiempo y constituye la forma más común de amnesia disociativa.
  • Amnesia selectiva, la persona puede recordar algunos, pero no todos, los eventos durante un periodo de tiempo circunscrito, por tanto, el individuo puede recordar parte de un evento traumático, pero no todas las partes.
  • Amnesia generalizada, es la pérdida total de la memoria que abarca toda la vida de la persona, pueden incluso olvidar su identidad personal, o no recordar algunos conocimientos previos sobre el mundo o no acceder a habilidades que tenían bien aprendidas (Ejemplo: montar en bicicleta).
  • Amnesia sistematizada, donde se pierde la memoria para una categoría específica de información (Ejemplo: todos los recuerdos con la propia familia, una persona en particular, el abuso sexual en la niñez)
  • Amnesia continua, a la persona se le olvida cada nuevo evento que ocurre desde un acontecimiento determinado hasta la actualidad.
Trastorno de la despersonalización/desrealización

la característica esencial de este trastorno son los episodios persistentes o recurrentes de despersonalización, desrealización o ambas.

  • Despersonalización: Experiencias de irrealidad, distanciamiento, o de ser un observador externo respecto a los pensamientos, los sentimientos, las sensaciones, el cuerpo o las acciones de uno mismo (por ejemplo, alteraciones de la percepción, sentido distorsionado del tiempo, irrealidad o ausencia del yo). La persona puede sentirse independiente de todo su ser (“no soy nadie”), subjetivamente separado de aspecto del yo, incluyendo sentimientos, pensamientos, partes del cuerpo o sensaciones. A veces puede ser un yo escindido, con una parte de observador y otra de participante, conocida como una “experiencia fuera del cuerpo” cuando se da en su forma más extrema.
  • Desrealización: Experiencias de irrealidad o distanciamiento, respecto al entorno (Ejemplo, las personas o los objetos se experimentan como en un sueño, nebulosos, visualmente distorsionados). La persona puede sentirse como si estuviese en una niebla, un sueño o una burbuja, como si existiese un velo o una pared de cristal entre el individuo y el mundo que le rodea.

Te dejamos un kit de primeros auxilios para tu ansiedad.

3 vídeos y varios PDF que pueden ayudarte a empezar tu camino. Recibe además un boletín semanal con todas las novedades sobre ansiedad. Si quieres empezar pos algún sitio...¿porqué no empezamos por aquí?

You have Successfully Subscribed!

Share This