“Yo es que soy muy sensible”

Aunque la alta sensibilidad no está reconocida como una categoría en la psicología, hay una corriente profesional que está muy familiarizada con este “rasgo de la personalidad”.

Es común que, en consulta, los pacientes que padecen ansiedad manifiesten esta percepción, siendo conscientes de una sensibilidad propia especial que los caracteriza, e incluso abruma, por la percepción de una manera de ser que consideran les condenará irremediablemente al sufrimiento.

Siempre hubo algo en mí que me hacía sentirme diferente. A veces me hacía sufrir, pero en cambio, otras, era capaz de explotarlo y disfrutar de esa cualidad. Es como tener súper poderes, como un don, una sensibilidad especial, como tener los sentidos muy afinados. También una herramienta que debes conocer si quieres darle un buen uso y que no se vuelva en tu contra“.

El acrónimo PAS (personas altamente sensibles) hace referencia aquellas personas que se intuye poseen un sistema nervioso especial, un sistema nervioso más sensible. Hablamos de determinadas características a nivel biológico que se reflejarán también en diversos aspectos de la personalidad.

Los datos actuales nos muestran que aproximadamente un 30% de la población presenta alta sensibilidad. ¿Crees pertenecer a ese 30% de la población? ¡Adelante con nuestro test de personas altamente sensibles!

* Antes de proceder, queremos recalcar, que este test, no deja de ser una guía orientativa, un material que nos permita despejar dudas, y que un correcto diagnóstico siempre debe ser realizado de manera individualizada, en un contexto terapéutico. Dicho esto…

¿Consideras que procesas la información que recibes con gran profundidad e intensidad?

 

Si. Las personas altamente sensibles no solo son capaces de recoger un mayor número de estímulos externos sino que parecen tener una capacidad agudizada para integrarlas y darles significado. Es por eso que no es de extrañar que los PAS sean verdaderos expertos en la resolución de problemas complejos.

Un PAS reflexiona, analiza con profundidad la información y procurará darle utilidad. Y si, esto tiene más sentido del que podemos imaginar. Si la biología nos ha dotado con una capacidad más altamente agudizada para percibir sensorialmente, no podía faltarle un “sistema racional” capaz de procesar, analizar e interpretar con profundidad todo lo percibido.

Es posible que si posees esta característica hayas podido ser tachado de pesado/a o de darle excesivamente vueltas a las cosas, y es que un PAS raramente pasará por alto cualquier información. Son verdaderos expertos en que no se les pase ni un detalle.

Como verás, no parece una mala cualidad, pero ¡Cuidado! Si un PAS no es capaz de gestionar correctamente sus pensamientos, esta capacidad puede volverse en su contra, dándole vueltas a cuestiones de manera obsesiva y enredándose con sus pensamientos más de lo común.

¿Sientes que te sobre-estimulas con mucha facilidad?

 

Las PAS, debido a su alta capacidad de percibir estímulos, recogen mucha más información a lo largo del día, algo que puede traducirse en una saturación mental y emocional.

Es común que estas personas se sientan sobre excitadas en entornos donde hay mucha estimulación (centros comerciales, ferias, conciertos…) y se sientan más cansados de lo habitual cuando se exponen a ese tipo de contextos.

Necesitar retirarse a un lugar tranquilo de manera habitual (su habitación por ejemplo) es un comportamiento común de las PAS. Es una manera de “reponer gasolina”. Se produce una activación del sistema nervioso simpático que nos incita a querer abandonar determinados lugares con el fin de reestablecernos.

Las PAS suelen describirse como personas muy sensibles al ruido, los olores, los sabores, las texturas…

¿Te consideras una persona muy empática, que vive las emociones con gran intensidad?

 

Las cosas me afectan mucho.

Y no les falta razón, las PAS viven la vida con una fuerte emocionalidad. Todo resulta muy intenso a nivel emocional, lo bueno y lo menos bueno también.

Las emociones agradables son vividas con verdadero entusiasmo, pero las más desagradables, como por ejemplo la tristeza, pueden vivirse como el fin del mundo.

Las PAS deben conocer bien sus emociones y aplicar una buena gestión a estas, pues esta manera de vivirlas puede ocasionarles muchos conflictos intra o inter personales.

Por otra parte las PAS se describen a sí mismas como altamente empáticos.

A veces parece que podemos saber con exactitud que están sintiendo los otros. Y eso puede resultar muy perturbador si no es bien gestionado. Te llevas tristezas, por ejemplo, que no son tuyas y a veces te sientes abrumado.

Las PAS deben practicar una empatía positiva, sabiendo diferenciar de lo que pueden o deben hacerse responsables y de lo que no. Comprender al otro es magnífico, pero no podemos cargar con todos los aspectos emocionales de los que nos rodean.

¿Eres capaz de detectar sutilezas que a otros pasan desapercibidos?

Pues sí. Parece existir una capacidad observacional y atencional excelente. Son personas capaces de percibir hasta el más mismo detalle. Es por eso que muchas veces se autodescriben como personas muy intuitivas, que posiblemente esté relacionado con su alta capacidad de observar todo lo que les rodea.

Es como si tuviera una visión panorámica. A veces me doy cuenta de que me he fijado en detalles que para otros pasan desapercibido. Y suelen asombrarse cuando acierto en mis predicciones que posiblemente se basen en todo lo que previamente había observado.

Nos encontramos ante personas que cuentan con unas características que les dan una mayor sensibilidad. Y es que es común oír en consulta  “es que soy muy sensible”, y realmente tienen toda la razón, perciben muchas más cosas y podríamos resumir que estos sujetos reciben un bombardeo de información muy superior al que tiene otra persona. Ahora debemos encargarnos de aprender a gestionarlo bien.

Para las PAS, el mundo puede resultar tremendamente perturbador si no se comprenden a sí mismos y aprenden a gestionar sus propias características, por el contrario, nos encontramos ante personas capaces de sacar partido a unas características que les podrán permitirse encontrar en ellos a un tremendo aliado.

Si tenemos súper poderes deberemos aprender a usarlos correctamente.

Cuando uno está atento a todo, se vuelve sensible, y ser sensible es tener una percepción interna de la belleza, es tener el sentido de la belleza.
Jiddu Krishnamurti

Share This