Claves para superar la dependencia emocional.

Si hablamos de superar la dependencia emocional, es porque esta  se caracteriza por una intolerancia a la soledad asociada a una baja autoestima que hace con que la persona entre en una búsqueda continua de relaciones de pareja; la excesiva necesidad de estar en pareja hace que la vida solo tenga sentido estando con alguien a su lado.

La dependencia emocional impacta por el intenso sufrimiento que produce en las personas que la padecen. Visto desde fuera resultan incomprensibles ciertos tipos de conductas generando un gran sentimiento de impotencia a quienes les rodean y quieren ayudar.

En dependencia emocional hablamos de la típica relación tóxica, de la tendencia a establecer a lo largo de la vida relaciones de pareja desequilibradas, de las que quieres librar tus amistades pero no consigue escucharte, porque aún siendo malo, son personas que prefieren estar en pareja que solteras. La compañía de una pareja les da una entidad que sin ella no la consiguen construir, las relaciones de amistades y familiares o el éxito profesional no son suficientes para sentirse completas.

Es posible que padezcas de dependencia emocional si sientes, aunque no lo admitas en voz alta, que:

a) tienes una necesidad por encima de lo esperado en agradar a los demás,

b) la pareja es tu prioridad máxima sobre cualquier cosa

c) haces lo que te pida tu pareja con tal de no perderle porque tienes terror a la ruptura.

d) tienes miedo a la soledad

En la dependencia emocional las personas confunden compartir con someterse y desear con necesitar; es una adicción al mito del amor, a lo que creen que es amor: el hacer todo por la otra persona aunque eso implique perjudicarse o anularse a sí misma.

Se espera que en una relación de pareja haya un vinculo sano de interdependencia, donde dos personas comparten espacios sin perder sus círculos e individualidades, no obstante, en la dependencia emocional, como el propio nombre indica, la vinculación es de total dependencia del otro, generando verdaderas crisis de angustia o ansiedad de separación –síndrome de abstinencia– si la otra parte decide o desea hacer algo diferente –es entendido como una falta de amor, “ya no me quiere”.

Superar la dependencia emocional es un proceso difícil y complicado. Desde el punto de vista profesional se puede abordar el caso desde la perspectiva individual, grupal o terapia familiar/interpersonal donde participarían familiares, pareja y amistades.

Normalmente cuando llegan a consulta personas con este cuadro, ya se produjo la cronificación de las dinámicas de pareja, y de ahí la dificultad en el proceso terapéutico. Se considera crónico cuando la persona siempre se ha relacionado así con sus parejas, probablemente por carencias afectivas o dificultades en las relaciones que derivan de la temprana edad o adolescencia.

Cuando empiezan a tener pareja reproducen conductas aprendidas a la hora de tratar la pareja y dejarse tratar. Es así que surge la normalización del desprecio, dominación, humillación, agresiones variadas y picos de impulsividad vs luna de miel.

Se recomienda acudir a terapia el cuanto antes para poder ver resultados del proceso a que se someta, pero sabemos que esa no es la realidad y es difícil que la persona entienda y admita su carácter de dependiente emocional. En cualquier caso, somos especialistas en este tipo de problemática y con un largo recorrido de éxitos terapéuticos; una vez tomada la decisión de salir de este tipo de dinámicas lo mejor es confiar en el/la profesional [email protected] que has elegido y dejarte guiar.

 

Share This