No hay formulas, y acertar es un concepto muy laxo; acertar puede simplemente significar que ¡ha sido bueno mientras duró!

Acertar no puede ser solamente “Fueron felices y comieron perdices”, acertar no puede ser encontrar el príncipe azul o amarillo. Acertar tendría que ser tratarnos bien, respetarnos, cuidarnos, y si decidimos que ya no nos conviene seguir la relación ser sinceros y partir, partir sin insultos ni malos tratos. Siempre habrá dolor en la partida pero la diferencia entre el buen y el mal recuerdo está cómo decidimos finalizar los procesos.

Empezar por buscar gente que te trate bien es un buen comienzo para tener una buena relación. Exigir ser tratada con respeto no tiene que ser una dificultad, a veces nos hacen daño por no saber lo que necesitamos, tenemos que ser nosotros los que manifestemos lo que no nos gusta, nuestras preferencias y si, aún así siguen, pues entonces tendríamos que replantear la continuidad de algo que nos está haciendo daño.

Es igualmente importante poder dar oportunidades a otro tipo de perfiles a los que estamos acostumbrados, avanzar con los menos prejuicios posibles. Por ejemplo si siempre estamos con la comunidad de artistas porque no probar en la de ingenieros?! Igual nos sorprenderíamos. Darnos oportunidades de conocer otras personas diferentes a nuestro circulo nos abre la mente y puede aumentar la probabilidad de conocer gente variada, con estilos de relaciones diferentes y quien sabe si más adecuados a tu estilo.

 

 

Share This