¿Existen remedios naturales contra la ansiedad de ansiedad?, ¿podrían ser equivalentes? Quizás te hayas hecho estas preguntas más de una vez, quizás te agobie la idea de tomar medicación o simplemente te gusta decantarte en general por alternativas más naturales. En estas dos entregas, primero a través de hábitos de alimentación y seguidamente de las sustancias naturales que pueden ayudarnos, vamos a tratar de responder cómo afrontar nuestra ansiedad de otras maneras alternativas a la química tradicional de la mano de la dietista-nutricionista Mari Carmen Japaz y el psiquiatra Flavio Gutiérrez, nuestros colaboradores más cercanos.

“Sea el alimento tu medicina, y la medicina tu alimento”

Ésto es lo que ya decía Hipócrates de Cós en el Siglo V a. C., ahora, con todos los avances en ciencia y medicina, es altamente conocido que la alimentación tiene una influencia decisiva en nuestra salud. Así que primero os presentamos pautas de alimentación a tener en cuenta en nuestros hábitos de ingesta, y que pueden ayudar a nuestro cuerpo y mente a un mejor funcionamiento frente a las demandas y efectos fisiológicos que la ansiedad provoca en nuestro organismo. Presentamos así uno de los remedios naturales contra la ansiedad.

Alimentarnos no es lo mismo que nutrirnos, la primera acción hace mención al proceso por el cual simplemente saciamos nuestro apetito, mientras que nutrirnos implica incorporar todas aquellas sustancias que nos proporcionan los alimentos en nuestro organismo, y que pasan a formar parte de la estructura y colaboran en la función de los órganos, en este caso del cerebro.
En nuestro caso, ese estado de alerta que elevamos y mantenemos para ser conocedores cuanto antes de cualquier peligro que pueda surgir en las diferentes situaciones, tan característico de la ansiedad, resulta ser una gran demanda energética para nuestro sistema nervioso central. Así que hay que saber que el conjunto de la dieta mantenida en el tiempo tiene efectos reguladores del sistema nervioso, pero para que esto pueda darse, ¿qué tipo de alimentos debemos tener en cuenta?

¿Qué le gusta comer a nuestro cerebro, como puedo encontrar remedios naturales contra la ansiedad?

1. Debido a la alta tasa metabólica y el gran consumo de oxígeno de nuestro cerebro podemos ser más propensos en desarrollar hipoglucemias reactivas. Para evitar estos momentos desagradables que se pueden confundir con la ansiedad, necesitamos glucosa, pero no estamos hablando de hincharnos a dulces, no, sino del tipo de glucosa que se encuentra en los hidratos de carbono de índice glucémico bajo. Los hidratos de carbono, son fundamentales para proporcionar lenta y de forma continuada al cerebro la glucosa que tanto demanda. Hay tipos y tipos de hidratos, así que en nuestro caso elegiremos los de absorción lenta, es decir, siempre en su versión Integral, que proviene del grano entero y tiene fibra que hará que se absorba lentamente: cereales integrales (arroz, trigo, avena, maíz, etc.), y sus derivados en pan integral, pasta integral, harina de maíz…; patatas y tubérculos en general; y las legumbres (lentejas, soja, alubias, garbanzos, etc.).

2. La grasa también cumple su función pero hay que saber elegirlas, no son lo mismo las saturadas que los ácidos grasos polisaturados, más conocidos como los omega 3. Este tipo de grasas esenciales van a favorecer el funcionamiento de nuestro sistema nervioso ya que ayudan a fortalecer las membranas celulares de las neuronas y las transmisiones químicas, así como también mejoran la circulación. Este tipo de aportes los encontramos mayoritariamente en el pescado azul y frutos secos, sobretodo en nueces.

3. Las proteínas con sus aminoácidos también será un alimento importante para nuestra dieta, ya que algunos de sus componentes son esenciales para nuestro funcionamiento y nuestro cuerpo no los produce, hemos de aportárselo a nuestro organismo a través de la ingesta. Aminoácidos como el triptófano, el responsable de la serotonina, de esa sensación de bienestar e inductor del sueño, se encuentra en alimentos de origen animal, como carnes, pollos, huevos, queso…

4. El cerebro tiene tal actividad que consume mucho oxígeno, hay mucha oxidación y se generan radicales libres (que tienen que ver con enfermedades degenerativas, envejecimiento..). Hay nutrientes que son Antioxidantes: vitamina C, vitamina E, o el selenio ayudarán a nuestro sistema nervioso a contrarrestar la oxidación. Este tipo de componentes alimenticios son de origen vegetal, así que los encontraremos en frutas y verduras.

Ya ves que no son alimentos extraños o difíciles de encontrar, y  son remedios naturales contra la ansiedad, ya que todos ellos forman parte de nuestra dieta mediterránea. Lo que sí que es más importante de todo ello es incluir estos alimentos en nuestra dieta como un hábito, manteniendo en el tiempo las mismas pautas de alimentación, como una forma de vida, porque el impacto que tiene un aporte energético puntual no es el mismo que el de hábitos que se mantienen en el tiempo con una dieta saludable y equilibrada. Y un último consejo: si te decides a llevarlo a cabo, fracciona la dieta, es decir, haz pequeñas comidas a lo largo del día procurando no pasar muchas horas sin comer para que tu cerebro tenga el combustible necesario para abordar su actividad.

APRENDE A MANEJAR TUS SÍNTOMAS DE ANSIEDAD

SEMINARIO ONLINE

00
Months
00
Days
00
Hours
00
Minutes
00
Seconds
Share This