Brindar es un acto curioso, es una costumbre en la cual se chocan las copas y se desea algo. El origen fue muy diferente al que tenemos ahora. Los emperadores romanos, conscientes de la posibilidad de morir envenenados, chocaban las copas para que el contenido se mezclase, y así disuadir al envenenador, porque al final todos bebían de lo mismo.

Si eras adolescente en los 90 , seguro que sabes quienes son Los Rodríguez, o sea que no necesitan carta de presentación. Y es imposible que hayas pasado por alto su disco “Sin documentos”. Calamaro y Ariel Rot venían de toda una tradición del rock argentino de la mano de figuras como Charly García, y de ese disco vamos a sacar nuestro tema de hoy.

Brindamos para celebrar y para marcar que estamos compartiendo algo importante con las personas con las que nos sentamos a la mesa. Cuando estamos alegres festejamos la alegría. Y cuando no, lo hacemos para recordar los buenos momentos que hemos vivido. A veces intentamos conjurar con nuestras copas los buenos augurios y otras, cuando no es posible pensar en una mejora inmediata nos ayuda a repartir y a compartir la tristeza con quienes nos rodean.

Carpe Diem. Memento mori, que decían los latinos, porque si eres humano consciente de tu finitud, ya sabes un día no estarás aquí. Saber que hay fecha de caducidad resulta ser uno de las mayores desafios y oportunidades con las que se enfrenta el ser humano. ¿Cual es el sentido de brindar si al final esto se acaba? Aunque si nos fijamos bien, si pensamos que nada es igual, nada porque terminara siendo nada en realidad, podemos estar posicionándonos. Si la vida tuviese que compensarnos por vivir, y si no nos recompensa con algo eterno, o con un premio de los gordos, entonces…¡no juego! A veces por miedo a la muerte uno decide vivir como si estuviese muerto y todo diese igual, que diría el filosofo Savater.

Lo mas interesante que te dará el mundo no es nada material, ni nada que no puedas compartir. Lo mas interesante del mundo es cómo nos relacionamos con él. Y si nos damos cuenta, estoy diciendo cómo y no para, porque es mucho mas interesante formar parte de algo que poseerlo. El término actual del que deriva brindar es bring dich, que en alemán significa: yo te ofrezco. Como vereis un mismo acto puede significar muchas cosas diferentes. Para las personas la vida puede tener significados muy distinto y esos significados pueden cambiar en días, meses o años.

Si estamos atentos. La mayor parte de lo que que de verdad importa no sirve para nada porque no puede ser un fin en si mismo. En el momento en que intentamos que sirva para algo, lo perdemos. Así que hoy levantamos la copa porque me gustaría brindar hoy por ti… Tú no estas aquí para cumplir ninguna meta, no estas aquí para cumplir las expectativas de nada ni de nadie. No estas aquí para que no te critiquen, porque no vas a ganar ningún concurso. Estas aquí porque vale la pena celebrarse, y tu debes encontrar tu fiesta a tu modo.

¿Qué decía San Agustín? Ama y haz lo que quieras. ¡Salud!

¡NUESTRO NUEVO LIBRO!

9 DE FEBRERO A LA VENTA

00
Months
00
Days
00
Hours
00
Minutes
00
Seconds