¡Enamorarse es bueno para el espíritu y la mente! Enamorarse aumenta la producción de endorfinas, las hormonas responsables por las sensaciones de bien estar y placer.

Hay quien dice que el amor es una droga y no va mal encaminado ya que la producción de estas hormonas genera adicción, por eso la necesidad de al principio estar siempre con el ser amado o la de “no tener ojos para nadie más”.

Enamorarse es un estado transitorio de “locura” necesario, sin lo cual no habría enganche a la pareja, seriamos demasiado racionales.

Hay gente que busca estar siempre en esta fase de enamoramiento por su componente adictivo, estar siempre de “subidón” da autoestima, y cuando esta sensación se va tienen tendencia a dejar la pareja para volver a encontrar la misma sensación en otra pareja. No obstante la pareja no tiene que terminar porque se haya terminado el enamoramiento, eso es cosa de Hollywood que desafortunadamente nos ha influido mucho a la hora de estar en relación.

Después de la fase de enamoramiento viene lo bonito y lo complicado de crecer juntos. Es la siguiente etapa de la relación que tantos quebraderos de cabeza da, pero una vez entendida y superada, también puede dar a la pareja millones de razones para seguir juntos y construir un proyecto de vida a dos. Basta con conseguir encontrarse y remar juntos 😉

Sabemos que no es fácil pero la mayoría de las veces, ¡merece la pena el esfuerzo!!

Feliz día a quien ama <3

Descargate ya nuestro curso online completamente gratis: "comprendiendo la ansiedad"

Y ADEMÁS RECIBE LA INFORMACIÓN MAS ACTUALIZADA SOBRE LA ANSIEDAD. VIDEOS, PDF, AUDIOS...

Enhorabuena, y bienvenido...revisa tu correo, confirma tu subscripción y tendrás el curso.

Share This